Periodo de pruebas

Estamos en obras en esta web; a partir de Noviembre estaremos en linea Leer más »

Cómo llegar a un consumidor cada vez más desconfiado

Ante fenómenos como las fakes news o la publicidad falsa, los usuarios españoles se sienten cada vez más recelosos en internet. En este sentido, el estudio de Kantar TNS Connected Life destaca que Leer más »

 

Daily Archives: 22/11/2017

Estancarse en la empresa, uno de los principales motivos para cambiar de trabajo

Cuando entramos a trabajar en una empresa pasamos por diferentes fases. La primera sería la de formación. Después a una de plena productividad, pero poco a poco si nos mantenemos en el mismo puesto se puede producir cierta apatía. Si a esto le sumamos falta de formación digital o adquisición de nuevas competencias provocan la sensación de encontrarse estancado. Y este es uno de los principales motivos para cambiar de trabajo entre los profesionales.

Según un reciente estudio de Capgemini y Linkedinrealizado a nivel mundial a más de 1.200 empleados y directivos, la mitad de los empleados y hasta el 60% en el caso de los clasificados como “talentos digitales”invierte por su cuenta en formación para mejorar sus capacidades digitales. Esto supone que gasta su tiempo y dinero para mejorar profesionalmente. Y si en su empresa no ven posibilidades de mejorar o formarse no tardarán mucho en cambiar de aires.

Para las empresas españolas supone un problema, ya que un 48% considera que la brecha digital, la diferencia entre oferta y demanda de profesionales con competencias digitales, está creciendo y frena sus planes de transformación. Además casi un 59% cree que ha su organización ha perdido oportunidades competitivas debido a esta brecha. Sin embargo hacen muy poco para tratar de reducir dicha brecha.

Lo malo es que si un empleado se encuentra estancado comienza a hacerse preguntas:

  • Si mañana pierdo el empleo, ¿se han quedado mis conocimientos obsoletos?
  • Lo que he aprendido en esta empresa, ¿es aplicable fuera de ella?
  • ¿Puedo conseguir trabajo en otro lugar si mis competencia digitales no mejoran?

Todo esto supone un problema a la hora de mantener el entusiasmo y el compromiso con la propia empresa. Es muy complicado que aquí una organización decida invertir y apostar por la formación de sus empleados, que ponga tiempo y recursos para mejorar sus capacidades, incluso aunque vaya en su propio beneficio. Se considera que si luego acaba por marcharse no se recuperará dicha inversión.

Y esto crea un círculo vicioso. El empleado que adquiere dichos conocimientos por su cuenta cree que tiene más oportunidades de mejorar condiciones y salario en otras empresas. Si esto no se rompe, al final las empresas están perdiendo talento o lo que es peor, traspasándolo a la competencia.

Un artículo escrito por Carlos Roberto

Solo el 17% de los parados se forman en nuevas competencias

El número de parados que hace cursos formativos ha descendido desde 2013 en dos puntos porcentuales, pasando del 19% registrado en ese año al 17% actual, pese a que la formación es “una de las vías más efectivas a la hora de favorecer la entrada de parados al mercado laboral”.

Según el último avance del mercado laboral realizado por la patronal de agencias de empleo y empresas de trabajo temporal (Asempleo) y los analistas financieros internacionales (AFI), un mayor nivel educativo es “mayor garantía de éxito en el mercado laboral”.

En concreto, han puesto de relieve que, en la actualidad, los parados con una formación alta, solo representan el 22% sobre el total de parados. De hecho, este grupo tiene una tasa de paro menor que el resto de colectivos, que se sitúa en el 11%.

Según el informe, la mayor parte de los parados que realizan cursos de formación son los que tienen un nivel educativo alto y son además los que “más han modelado el ritmo de su formación continua desde 2013”, ya que han pasado de representar el 34% en 2013 al 28% actual.

No obstante, han señalado que los cursos realizados son de un nivel de formación superiora los que se realizaban en 2013. En concreto, hace 4 años, el 63% de los cursos que se realizaban eran de nivel educativo bajo, mientras que a lo largo de este año se ha reducido la representatividad de estos hasta el 56%.

Por su parte, los cursos de nivel alto han pasado de representar el 27% al 38%, “en respuesta, probablemente, de unos requerimientos del mercado laboral que tienden, cada vez más, a unas habilidades profesionales de carácter avanzado”, según Asempleo-AFI.

El estudio también asegura que la probabilidad de encontrar un empleo ha crecido durante el último periodo, sobre todo, en el caso de los parados con un nivel educativo más elevado.

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, cree que el mercado laboral está en continua evolución y que la tendencia “denota unos requerimientos de capacidades cada vez más específicos para los trabajadores”.

“Este cambio que está experimentado el mercado requiere de una continua formación para los trabajadores y los desempleados que, si bien es cierto que siempre ha sido un factor importante a la hora de acceder y mantenerse dentro del mercado laboral, se presta ahora como un imprescindible”, ha añadido.

Vía: Muy Pymes