Enamorar al consumidor es como enamorar a una pareja: si creamos un personaje ficticio para conquistar a una persona, hasta puede resultar para empezar una relación, pero no para mantenerla: acabará en…
>>>Leer Más>>>