Periodo de pruebas

Estamos en obras en esta web; a partir de Noviembre estaremos en linea Leer más »

Cómo llegar a un consumidor cada vez más desconfiado

Ante fenómenos como las fakes news o la publicidad falsa, los usuarios españoles se sienten cada vez más recelosos en internet. En este sentido, el estudio de Kantar TNS Connected Life destaca que Leer más »

 

Daily Archives: 05/02/2018

6 razones dolorosas por las que NUNCA encontrarás trabajo

Trabajar es necesario. Por mucho que algunos queramos verlo como una forma de ocupar nuestro tiempo o hacer algo productivo, lo cierto es que nadie trabajaría si tiene suficiente dinero para vivir sin hacerlo.

Hay otras personas, que comienzan a trabajar porque quieren tener más independencia y aprender más de la vida.

Yo, a mis 15 años, ya sabía lo que era cumplir un horario y tener que asistir más de 5 veces a la semana a un lugar de trabajo.

Por mi parte, no fue necesidad sino las ganas de experimentar e ir creciendo en un ámbito más laboral,aprender qué es ganarse el dinero por el que todos debemos esforzarnos.

Sin embargo, encontrar un empleo no es nada fácil. Incluso para aquellas personas con estudios universitarios o con tiempo en el campo laboral, es difícil muchas veces.

A mí me tomo más de dos meses encontrar mi primer empleo.

Pero lo peor de todo era que durante todo ese tiempo, solo pensaba en por qué no podía encontrar un trabajo.

¿Por qué nadie me quería dar una oportunidad para demostrarles lo que valía?

Intenté no perder mis ganas y mi esperanza, aunque te confieso que hubo momentos muy duros en los que no fue fácil conseguirlo.

Pero al final lo logré, y me di cuenta de que sí hay trabajo, pero muchas veces el problema es que no sabemos cómo buscarlo y hacerlo nuestro.

Por eso, en este artículo voy a enseñarte las razones por las que no has encontrado trabajo hasta ahora, cómo arreglar eso, y qué pasos exactos debes dar para conseguir un empleo sin salir de tu casa.

¿Por qué no puedo encontrar trabajo?

Encontrar un trabajo depende de todo lo que haces para conseguirlo, no es simplemente tener suerte. Hay 6 errores que estás cometiendo y que te impiden conseguir el empleo que deseas, y el número 4 es el peor de todos.

Tus errores más comunes pueden ser desde dónde buscas hasta tu presentación y respuestas que das a la hora de hacer tu entrevista.

Al comienzo es normal cometer ciertos errores ya que, ¿quién no lo hace al iniciarse en algo nuevo? Pero que aprendas de ellos y los corrijas es lo que te ayudará a encontrar uno en el futuro.

Yo cometí errores bastante comunes y otros más personales, pero sé que todos ellos me detuvieron de encontrar trabajo.

Por ello, no quiero que caigas en lo mismo. Si bien es cierto que no hay mejor forma de aprender las cosas que pasar por ellas, ahorrarnos algunos tropiezos nunca viene mal.

Así que quiero mostrarte aquí los 6 errores más grandes que debes evitar y estar listo para afrontarlos.

1. Buscas trabajo en una sola fuente

Antes, las personas tomaban su periódico por las mañanas, se iban a la sección de clasificados y comenzaban a marcar anuncios de trabajos potenciales o que creían podrían obtener.

Habiendo tantas formas de buscar un empleo, ¿te conformarás con la más anticuada?

No digo que dejes de hacerlo, porque a pesar de ser una forma común de buscar, pienso que sigue siendo bastante buena, pero no te quedes sólo con eso.

El internet es una de las mejores fuentes en la actualidad para encontrar lo que sea, en especial trabajo.

Expande tu búsqueda, no te quedes con una sola fuente de información. Para encontrar varios empleosque he tenido, he recurrido a todas las formas posibles y ha sido mucho más efectivo que leer únicamente las noticias o limitarme a buscar en una sola página de internet.

Navega, busca y encontrarás un trabajo.

2. Eres exigente con el salario

En todo país, existe un salario mínimo para la mayoría de la población, en especial para personas que no tienen estudios o experiencia. Por otro lado, personas mejor capacitadas suelen ganar más.

Sin embargo, si eres alguien que no encuentra trabajo y por fin se presenta una oportunidad, no seas exigente en cuanto al pago que recibirás.

Solemos pensar que nuestro trabajo vale más que el de otros. Sí, nuestro trabajo vale, y mucho, pero siempre hay que mantener un margen de la realidad.

No puedes esperar que siendo un ingeniero apenas entres te paguen lo mismo que alguien que tiene 5 años trabajando en el mismo lugar.

Comienza desde abajo, por más que te guste el salario o no. No se trata de ser conformista pero si de estar consciente cuánto mereces que te paguen y cuánto trabajo te piden hacer por el monto que te ofrecen.

3. Careces de las habilidades necesarias

Siempre que ves un anuncio de trabajo, en alguna parte de él encontrarás ciertos requisitos que te piden para poder aplicar.

Si no cumples con todos, ¿por qué no hacerle caso al mensaje que ponen en grande los empleadores, “No aplicar si no cumple con todas las exigencias”?

Para comenzar, si lo colocan, es porque ni siquiera se molestarán en ver tu propuesta si no cumples al menos con más de la mitad de las habilidades que requieren.

Así que en el proceso, lo único que gastas es energía y tiempo. A punta por opciones donde al menos hay un 50% de probabilidades que te acepten.

4. Tus entrevistas de trabajo no son nada especiales

Si pasaste el reto de buscar un empleo pero cada vez que vas a tu entrevista para terminar de ganártelo, fallas. Entonces es lógico que estás haciendo algo mal en ellas.

Muchas personas se ponen nerviosas y aunque es algo normal, no debes permitir que se muestre una vez estés delante de la persona que hará la entrevista.

El nerviosismo significa inseguridad.

Además, dar respuestas estándar que no hablen mucho de ti y sólo se limiten a responder las preguntas, no es algo excitante que haga pensar a otros “debo darle el empleo a esta persona”.

No prepararse para una entrevista es como decir, “este trabajo ya es mío”. Todo merece que nos preparemos con antelación para ello.

Así que si tienes problemas de nervios o no muestras mucha motivación en tus entrevistas, comienza por corregirlo.

5. Tu apariencia no te favorece

Aunque muchos odian utilizar un traje, un vestido o tacones. La imagen que das a primera vista siempre hablará mucho o prácticamente todo de ti, incluso cuando eso lleve a otros a tener un concepto distinto al real.

He conocido muchos médicos que son excelentes en su trabajo, grandes profesionales, pero en cuanto a su apariencia dejan mucho que desear.

Batas arrugadas, cabello como si estuvieran recién levantados e incluso mal aliento.

No se trata de vestirse de gala o como si fueras a ver al presidente, pero si tener al menos una imagen que indique que eres aseado y de buen aspecto, que hable bien de ti como persona.

Lo mismo ocurre durante las entrevistas, si quieres conseguir el empleo, vistiéndote como si fueras a una disco o a dormir dentro de poco, no te ayudará a conseguir el empleo.

6. Eres conflictivo

A menos que estés por comenzar tu propio negocio o seas tu jefe, siempre deberás trabajar bajo el mando o supervisión de alguien.

Muchas personas odian seguir órdenes, les gusta hacer las cosas como únicamente ellos creen que están bien.

Si tienes problemas con la autoridad que ejerce alguien más sobre ti o siempre buscas problemas donde no los hay, no llegarás lejos.

Si no puedes trabajar en equipo o en compañía, en todos los lugares que intentes conseguir un empleo, se presentarán percances debido a ello.

Durante una entrevista de trabajo, imagina si reaccionas de forma agresiva, es casi seguro que no conseguirás ese empleo.

Por ello, el buscar conflictos con alguien que es potencial a darte un empleo es el peor error que puedes cometer. Además, si eres incapaz de seguir órdenes o instrucciones, ¿cómo pretendes conservar tu trabajo?

Tienes que controlar tus emociones y evitar que se interpongan entre las oportunidades que se presentan para conseguir un empleo.

¿Cómo puedo encontrar un empleo?

Encontrar empleo es una tarea que requiere tiempo y paciencia, no se trata de aplicar al primero que encontremos. Por eso, debes corregir los errores que has cometido hasta ahora, y aprender nuevas habilidades que te ayudarán durante tu búsqueda

Por ejemplo, para encontrar un empleo como escritora, decidí tomar clases de redacción y ortografía. Lo cierto es que le dediqué mucho tiempo a las habilidades que ya tenía para mejorarlas y a su vez, poder adquirir otras que necesitaba. 

Por eso, es importante que cambies desde la forma en la que buscas el empleo, hasta a ti mismo para cumplir mejor con las expectativas no sólo de los demás, sino las tuyas a la vez.

Hay 5 cambios que realicé para comenzar a encontrar trabajo y que dejara de parecer una travesía imposible y que te ayudarán a ti, para finalmente comenzar a trabajar.

1. Ten tu mente más abierta

Más de una vez, se presentaron oportunidades de trabajo que no eran exactamente lo que buscaba, pero que en su mayoría, cumplía con los requisitos para realizarlo.

Seguramente, muchas veces te cierras a la idea de probar nuevas cosas que pueden resultar en algo mejor de lo que piensas.

Cuando aprendí inglés, el empleo que realmente quería es traducir o hacer de intérprete para alguien. Sin embargo, un día llamaron desde el sitio donde estudié el idioma preguntando si estaba interesada en un puesto como profesora.

Nunca me vi como profesora en mi vida, primero, porque no creí tener la paciencia necesaria para ello.

Pero decidí darle una oportunidad e intentarlo. Resultó mucho mejor de lo que esperaba.

Si bien no siempre el empleo que encuentras es lo que buscabas en un principio, eso no significa que no represente una gran oportunidad para ti.

Ten una mente abierta a todo lo que se presente en tu camino, todo sirve como una lección y experiencia para futuros empleos que quieras encontrar.

2. Amplía tus sitios de búsqueda

Como hice referencia unos párrafos arriba, no debes conformarte con sólo una fuente donde se ofrezcan empleos.

Al inicio, también comencé con tomar un periódico o revista y a anotar todos los posibles trabajos que se ajustaban a mis habilidades.

Pero lo tomé como una manera de iniciar, no de forma permanente.

Comienza a visitar varios sitios por internet, donde ofrezcan empleos. 

Incluso sal varias veces a recorrer las calles y ver si tienes suerte en encontrar algún anuncio o sitio donde soliciten empleados.

Recuerda que al buscar en un solo sitio, las opciones suelen agotarse rápidamente, sobre todo porque muchas veces se repiten diariamente los mismos empleos que vimos el día anterior.

Por eso es importante que tengas un plan b y c a la hora de realizar tu búsqueda.

3. Busca en agencias de reclutamiento

Si no estás teniendo suerte encontrando trabajo, siempre puedes recurrir a alguien que ayude a ponerte en un sitio visible para compañías u otros empleadores.

Las agencias de reclutamiento son una excelente opción cuando queremos encontrar empleo, ya que no sólo nos ofrecen visibilidad, sino que nos envían trabajos directamente cuando se presenta alguna acorde a nuestras habilidades.

Por ejemplo, si estás agotado de buscar en todos los sitios que se te ocurran, tener una agencia que haga parte de ese trabajo por ti no tiene precio.

Otra ventaja, es que no es necesario que aceptes los trabajos que te ofrecen si no crees poder hacerlo o porque sencillamente no te gustan. Aunque recuerda, no seas exigente.

4. Realiza pasantías

A veces nos desesperamos por querer recibir el pago mensual o quincenal por nuestro trabajo, que nos cerramos a la posibilidad de comenzar ofreciendo un trabajo relativamente “gratis”.

En algunos sitios, las pasantías son pagas y en otros no. Pero perder un poco de dinero en estas pruebas puede llevarnos a tener un empleo fijo y por ende, un ingreso constante.

Por eso, cada una de las oportunidades que se presentan, siendo unas mejores que otras, vale la pena darles un intento y esforzarnos un poco más para poder conseguir un empleo al final del día.

He hecho muchos trabajos sin paga por al menos 2 semanas, pero la mayoría de ellos han resultado en un empleo quizás no fijo, pero con paga y que a fin de cuentas, dura un periodo de tiempo relativamente largo donde también puedo buscar otras opciones.

5. Muestra interés

La típica frase de “nosotros te llamaremos”, la mayoría de nosotros la tomamos como un “no tienes el empleo”, pero muchas veces es sólo parte del reto para encontrar y obtener el trabajo.

Mostrar interés es una de las cosas que debes mostrar con más fervor al momento de tu búsqueda.

Recuerdo a un amigo que se le hacia difícil encontrar empleo, iba a distintos lugares y a veces no lograban atenderlo como en otras ocasiones, no pasaba de unas cuantas palabras en la entrevista, por lo que se daba por vencido antes de tiempo.

Un día le dije, “deberías llamar tú, no esperar que ellos lo hagan, si bien la respuesta es no, seguirá siendo no independientemente de quién se comunique antes. Capaz hasta es un sí”.

Ese día se animó a llamar a los 3 sitios donde había aplicado la última semana, el primero fue un no, pero el segundo y tercero para sorpresa de él, querían que trabajara para ellos.

No solo había encontrado uno, sino dos.

A veces esperas que todo se dé cuando en ocasiones lo único que necesitas es dar el último paso.

Vía: Gananci