Periodo de pruebas

Estamos en obras en esta web; a partir de Noviembre estaremos en linea Leer más »

Cómo llegar a un consumidor cada vez más desconfiado

Ante fenómenos como las fakes news o la publicidad falsa, los usuarios españoles se sienten cada vez más recelosos en internet. En este sentido, el estudio de Kantar TNS Connected Life destaca que Leer más »

 

Daily Archives: 02/04/2018

La novedad que tanto buscan los publicitarios tiene más años (y telarañas) que Matusalén

Dueño de un intelecto inquieto y perpetuamente en estado de efervescencia, Antonio Escohotado lleva más de medio siglo dedicado en cuerpo y alma al noble y embrollado oficio de pensar.

El filósofo y escritor ha vertebrado su obra, donde se entrelazan diferentes disciplinas en un intrincadísimo tapiz de ideas, en torno a la afirmación de la libertad frente al autoritarismo que arroja al ser humano en brazos de toda clase de servidumbres.

Célebre por sus investigaciones sobre las drogas y por plantar la simiente de la contracultura en la isla de Ibiza con la fundación de la discoteca Amnesia en 1976, Escohotado ha abierto hoy las compuertas de su prolífica y bulliciosa mente en Día A del Club de Creativos, donde ha mantenido una animada charla con todo un mito de la publicidad española: Toni Segarra.

En su coloquio, que ha conseguido arrancar un buen puñado de carcajadas entre los asistentes, Segarra y Escohotado han posado su sabia mirada en el concepto en torno al cual pivota al fin y al cabo el festival en el que ambos se han dado felizmente cita: la creatividad. Y ambos han convenido en definir la creatividad como “la transformación de ruido en conceptos”.

Desde el siempre conspicuo punto de vista de Escohotado, “los creativos son creadores de conceptos y emisarios de paz”. Parece, por lo tanto, que al menos a ojos de Escohotado la a menudo envilecida profesión de los publicitarios es portadora de valores positivos (y hasta pacíficos).

En la conversación entre Segarra y Escohotado se ha abierto paso asimismo la ubicua red de redes. ¿Lo mejor de internet? “Que con ella se cancela la distancia”, contesta convencido Escohotado. “Internet ha sido como meterle un cohete a la ya enorme inercia e ímpetu que lleva consigo el espíritu objetivo del ser humano”, subraya el filósofo y escritor.

La técnica que se ha empeñado en los últimos tiempos en apostarse casi en cada esquina está superando en gran parte a la teoría porque esta última se ha deformado, según Escohotado. “Es de alguna manera la postverdad aplicada a la física de partículas”, bromea.

Con la mirada posada en la profesión del entrevistador, la publicidad, Segarra coincide en señalar que esta disciplina tiene mucho de postureo. “La publicidad es en realidad el postureo de las marcas”, señala el creativo catalán (que logra el completo asentimiento del entrevistado).

En cuanto a la vocación, esa que rezuman supuestamente por todos los poros los publicitarios, Escohotado cree que ésta tiene mucho de trabajo personal. “La vocación es, por una parte, lo que nos sale fácil, y por otra, lo más complejo, el espíritu de servicio, que no de servidumbre”, explica.

Los publicitarios, como también otros profesionales, deben ser útiles en lo que hacen y evitar mirarse el ombligo como hacían permanentemente los escritores románticos, señala Escohotado.

Otro tema de candente actualidad en la industria publicitaria al que Segarra y Escohotado han hincado el diente en su conversación ha sido el de la posibilidad de que los publicitarios cobren en adelante por horas. “A mí un buen párrafo me puede llevar 5 minutos o 3 años, no tiene ningún sentido cobrar por horas“, recalca Escohotado (para regocijo de Segarra, que se muestra totalmente conforme con el parecer el filósofo y escritor).

Sobre el móvil, ese en el que los que tanto publicitarios como consumidores tienen eternamente la mirada perdida, Escohotado cree que su uso está claramente desaprovechado. “¿Cuántas personas utilizan el móvil para conocer y aprender y no para mirar los ‘likes’ que ha obtenido su foto?”, se pregunta el filósofo. “El móvil es una especie de útero donde la gente se mira permanentemente el ombligo”, añade, por su parte, Segarra.

En relación con la novedad que tanto obsesiona a los publicitarios, Escohotado está convencido de que hay muchas telarañas en este concepto. “Cada vez que dices nuevo, estás diciendo la cosa más antigua del mundo”, asevera.

Un tema que obsesiona a los publicitarios y en general a toda la especie humana es el de la inteligencia artificial, que Escohotado se ha tomado también la molestia de iluminar con su sapiencia. “La inteligencia artificial nos debería forzar a dar pasos hacia adelante, pero en realidad queremos ser igual de brutotes que siempre. Somos indolentes y la indolencia es definitivamente peor que la ignorancia“,

El coloquio mantenido a dos bandas por Segarra y Escohotado ha terminado con una frase (cortesía del segundo) que debería echar raíces en las cabezas (ávidas de abono creativo) de los publicitarios: “No utilicéis adjetivos y adverbios. Id a por los verbos y los sustantivos”.

Vía: Marketing Directo