Los humanos son criaturas visuales, tan visuales que el colorejerce una influencia absolutamente determinante en sus decisiones de compra.

Esa es precisamente la razón por la que las marcas examinan pormenorizadamente los colores que eligen para sus anuncios, sus banners o sus botones CTA (call-to-action).

Coloreados de rojo, los botones CTA, por ejemplo, incrementan notablemente las conversiones. La psicología del color tiene, al fin y al cabo, un poder absolutamente excepcional en el universo marketero.

La psicología del color es un área de conocimiento que pone el foco en la manera en que el color influye en los comportamientos y las decisiones del consumidor.

Utilizados en el marketing, los colores tienen un gran impacto en el modo en el que los consumidores perciben las marcas. Y lo cierto es que el poder que ejercen en el consumidor no es siempre aparente y está incluso a merced de las miles y miles de tonalidades cromáticas.

Por eso precisamente las marcas eligen para sus logos determinados colores y no otros. Si quiere saber más sobre la psicología del color en el marketing, no deje de echar un vistazo de esta infografía de Iconic Fox:

Un artículo publicado en Marketing Directo