El sexo vende. Puede que estemos ante una de las frases más repetidas en el mundo de la publicidad. Pero, ¿realmente es cierta?

Según los datos del último estudio publicado por Journal of Advertising Research el sexo es uno de los elementos que mayor atención despierta en publicidad. Por debajo de este lo que más atrae en publicidad a los consumidores son el humor y las denominadas como “apelaciones comparativas”, entre otros.

Cabe señalar que las campañas que se basan en el miedo y las metáforas han reportado un impacto marginal en el estudio. En cuando a las “apelaciones de doble cara”, aquellas en las que se muestran las versiones de las partes implicadas, ocupan los últimos puestos en lo referente a los elementos que despiertan la atención publicitaria de los consumidores.

El estudio recalca en varias ocasiones que los consumidores responden de mejor forma a las apelaciones emocionales que a las racionales.

Los distintos tipos de apelaciones a la atención del consumidorexpuestos en estas líneas están presentes en el 76% de todos los anuncios. Un porcentaje que se eleva hasta el 85% si de lo que estamos hablando es de publicidad en televisión.

Un aspecto importante es que el medio influye notoriamente a la hora de generar interés. Por ejemplo, la televisión, se posiciona como el mejor de todos a la hora de trabajar las apelaciones emocionales; la publicidad exterior hace lo propio con el sexo y el humor; y la prensa en papel es idónea para las apelaciones racionales.

Vía: Marketing Directo