La personalización es en plena era digital lo que hace bombear el corazón del cliente y en último término también su bolsillo. Las marcas están tomando nota de esta necesidad y están invirtiendo dinero a manos llenas en brindar experiencias personalizadas a sus clientes.

Según un reciente de la Data & Marketing Association (DMA) y la consultora Winterberry Group, el 70% de los marketeros asegura que sus inversiones están espoleadas en gran parte por el anhelo de personalización por parte del consumidor.

Y lo cierto es que el dinero que las marcas están depositando en la personalización está traduciendo en resultados contantes y sonantes. Los marketeros consultados por la DMA y Winterberry Group señalan que sus ventas, aguijoneadas por la personalización, han pegado el estirón desde el año 2011.

El 76,6% de los marketeros tilda la “customer experience” de prioridad. Y el 57% va más allá y endilga a ésta la etiqueta de máxima prioridad.

En el transcurso de los últimos años los marketeros dicen haber ampliado sus inversiones en todos los medios de carácter “addressable” (tanto canales digitales como tradicionales). Elcontenido con el foco puesto en la web es el área que se ha beneficiado de los mayores incrementos presupuestarios.

El denominado data-driven marketing y los presupuestos asociados a esta disciplina han alcanzado un volumen récord en el transcurso de los últimos cinco años, de acuerdo con el informe de la DMA y Winterberry Group.

Los marketeros están convencidos de que los tres factores más relevantes a la hora de agasajar al cliente con una experiencia de calidad son la gestión de datos, la personalización y el contenido.

“Utilizar los datos para proporcionar una experiencia de calidadal cliente se ha convertido actualmente en el piedra angular del marketing, y es evidente que los anunciantes están haciendo las inversiones necesarias para asumir adecuadamente el reto de la personalización”, indica Neil O’Keefe, vicepresidente senior de contenido y marketing de la DMA.

Vía: Marketing Directo