El número de parados que hace cursos formativos ha descendido desde 2013 en dos puntos porcentuales, pasando del 19% registrado en ese año al 17% actual, pese a que la formación es “una de las vías más efectivas a la hora de favorecer la entrada de parados al mercado laboral”.

Según el último avance del mercado laboral realizado por la patronal de agencias de empleo y empresas de trabajo temporal (Asempleo) y los analistas financieros internacionales (AFI), un mayor nivel educativo es “mayor garantía de éxito en el mercado laboral”.

En concreto, han puesto de relieve que, en la actualidad, los parados con una formación alta, solo representan el 22% sobre el total de parados. De hecho, este grupo tiene una tasa de paro menor que el resto de colectivos, que se sitúa en el 11%.

Según el informe, la mayor parte de los parados que realizan cursos de formación son los que tienen un nivel educativo alto y son además los que “más han modelado el ritmo de su formación continua desde 2013”, ya que han pasado de representar el 34% en 2013 al 28% actual.

No obstante, han señalado que los cursos realizados son de un nivel de formación superiora los que se realizaban en 2013. En concreto, hace 4 años, el 63% de los cursos que se realizaban eran de nivel educativo bajo, mientras que a lo largo de este año se ha reducido la representatividad de estos hasta el 56%.

Por su parte, los cursos de nivel alto han pasado de representar el 27% al 38%, “en respuesta, probablemente, de unos requerimientos del mercado laboral que tienden, cada vez más, a unas habilidades profesionales de carácter avanzado”, según Asempleo-AFI.

El estudio también asegura que la probabilidad de encontrar un empleo ha crecido durante el último periodo, sobre todo, en el caso de los parados con un nivel educativo más elevado.

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, cree que el mercado laboral está en continua evolución y que la tendencia “denota unos requerimientos de capacidades cada vez más específicos para los trabajadores”.

“Este cambio que está experimentado el mercado requiere de una continua formación para los trabajadores y los desempleados que, si bien es cierto que siempre ha sido un factor importante a la hora de acceder y mantenerse dentro del mercado laboral, se presta ahora como un imprescindible”, ha añadido.

Vía: Muy Pymes