5 clásicos modernos de terror que puedes ver ahora mismo en Star+

A propósito del estreno de la película Llaman a la puerta, el director M Night Shyamalan, comentó en una entrevista que el terror es incombustible. Lo es, precisamente, porque los miedos, traumas y obsesiones colectivas, siempre son los mismos, aunque cambien de rostro y escenario. De modo que los lugares condenados, apariciones inexplicables y monstruos siniestros de sangre, siempre lograrán aterrorizar. Mucho más, cuando los remakes y reinicios de historias clásicas, demuestran que el lenguaje del miedo sigue siendo muy parecido entre una década y otra. Star+ tiene alguna de las mejores del cine moderno.

De hecho, varios de los nuevos clásicos del género, analizan cómo los grandes relatos espeluznantes siguen conectados con la idea colectiva acerca de lo desconocido. De experimentos científicos aterradores y con consecuencias desconcertantes a presencias sobrenaturales. La respuesta sobre qué nos asusta y el motivo por el cual lo hace, es una de las premisas más habituales del cine contemporáneo.

Algo que no pasa desapercibido para las grandes plataformas streaming, que suelen incluir en sus catálogos varios clásicos contemporáneos. Te recomendamos cinco que puedes ver ahora mismo en Star+. Desde dos remakes de dos argumentos conocidos por su exploración de la oscuridad humana, hasta una obra de culto. Se trata de un recorrido por varios de los relatos de los últimos treinta años. Ideal para los amantes de un género que nunca deja de ser tendencia.

Dos hermanas

La película surcoreana del 2003 se ha convertido, con el correr de las décadas, en una de las más influyentes dentro del género de terror asiático. No solo por su aproximación acerca de lo grotesco y lo retorcida que puede ser la mente humana, sino también, por su interesante forma de contar un relato complejo.

Las hermanas Soo-mi (Im Soo-jung) y Soo-yeon (Moon Geun-young) son tan unidas como para que su relación se acerque a la codependencia. De hecho, tanto la una como la otra, sufren un suceso traumático que provoca su reclusión en un hospital psiquiátrico. En apariencia recuperadas, vuelven a su hogar. Sin embargo, su regreso está marcado por una serie de sucesos extraños. Todos, relacionados con su madrastra (Yum Jung-ah). A medida que la trama avanza, se revelan secretos y medias verdades que afectan la vida de las jóvenes.

Inmersiva y perversa, la cinta comienza a volverse a confusa, cuando Soo-mi y Soo-yeon, intenten descubrir el enigma que las une. Lo que revela que el misterioso suceso que marcó la vida de ambas, es más siniestro de lo que podría suponerse. Entre el trauma, la culpa y la violencia, la cinta termina por mostrar sus secretos en un final doloroso, que desconcertó a la audiencia en su estreno. 

The Empty Man: el mensajero del último día

La novela gráfica Empty Man de Cullen Bunn y Vanesa R. Del Rey, narra una de historias más aterradoras del género. Su adaptación, estrenada en el 2020 y dirigida por David Prior, capta lo esencial de la atmósfera temible de esta visión inquietante del folk horror.

De la misma manera que el original, el argumento se basa en una criatura inexplicable. Eso, a través del punto de vista del ex policía James Lasombra (James Badge Dale), que se involucra casi por accidente en una oscura investigación. Poco a poco, lo que comienza con la desaparición de un grupo de adolescentes, termina en lo que parece las consecuencias de una secta apocalíptica. Al menos, una capaz de invocar a una entidad sobrenatural conocida como Empty Man. A medida que James profundiza en el caso, se enfrenta a fenómenos paranormales cada vez más violentos.

Entre la paranoia, la influencia de las creencias y la naturaleza del miedo, la cinta explora en el género desde el misterio. Para James, descubrir el enigma detrás de los seguidores de un dogma esotérico, le llevará a profundizar en su vida. Para los adoradores del Empty Man, será la confirmación de sus creencias. Entre ambas cosas, el relato muestra lo inexplicable desde una perspectiva cruel. Nada es lo que parece en medio del fanatismo religioso. 

La Mosca

El director David Cronenberg es conocido por su habilidad para crear monstruos. Lo que demuestra en este remake de la película de 1958 del mismo nombre dirigida por Kurt Neumann. En una combinación de horror corporal y paranoia científica, la cinta es uno de los clásicos del terror enfocado en el cuerpo humano más recordados del siglo XX.

Seth Brundle (Jeff Goldblum), es un científico que está obsesionado con la teletransportación y que trabaja en el área hasta lograr un prototipo. Durante un intento fallido de probar sus avances en sí mismo, una mosca doméstica se introduce en la cabina. Por lo que su ADN se fusiona con el de Seth. A medida que pasa el tiempo, este último experimenta cambios físicos y psicológicos cada vez más grotescos, convirtiéndose en una criatura mitad humano, mitad insecto.

El director muestra la transformación gradual de Seth en un ente monstruoso. Eso, teniendo por único testigo a Veronica Quaife (Geena Davis), una periodista con quien entabla una relación romántica. Como una obra maestra del terror basado en la devastación, del cuerpo, la cinta explora la degradación física, la identidad y la naturaleza humana. Varias de las obsesiones favoritas de su director. 

El Sexto Sentido

El primer gran éxito cinematográfico de M. Night Shyamalan, tiene por protagonista a un niño de ocho años. Cole Sear (Haley Joel Osment), es capaz de ver y comunicarse con los espíritus de personas fallecidas. Lo que le convierte en víctima de una situación que es incapaz de explicar a su angustiada madre (Toni Colette). Por lo que el doctor Malcolm Crowe (Bruce Willis) experto en psicología infantil, tratará de ocuparse del caso. Progresivamente, se convierte en el mentor de Cole, mientras trata de aprender cómo controlar y explicar las experiencias sobrenaturales del niño.

No obstante, uno de los puntos más duros y mejor desarrollados de la película, es la historia al subtexto de Crowe. Separado de su esposa luego de un evento traumático, trata de encontrar la redención al ayudar a Cole, al que considera el paciente que podría ayudarle a superar su dolor. Lo que no sospecha, es que el vínculo con el niño, le permitirá comprender la naturaleza de su angustia existencial y lo que oculta su pasado.

Con un giro final inesperado que conmovió a la audiencia, la cinta fue un éxito tanto comercial como crítico, recaudando más de $670 millones en todo el mundo. Fue nominada a seis Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película, toda una rareza en el género.

Lo que la verdad esconde

En el año 2000, Robert Zemeckis decidió dar el paso al género del terror. Lo que verdad esconde, se convirtió no solo en la oportunidad idónea para demostrar su talento en un género nuevo en su filmografía. También, para analizar sus posibilidades para contar una historia con varias interpretaciones a la vez.

Claire Spencer (Michelle Pfeiffer), comienza a experimentar sucesos paranormales después de que su hija se va a la universidad. Al principio, todo parece relacionado con el llamado síndrome del nido vacío, debido a la ausencia de su hija. Pero, a medida que investiga, Claire descubre secretos perturbadores acerca de su esposo, Norman (Harrison Ford). En específico, con una mujer desaparecida vinculada a su pasado.

Aunque por momentos se aleja del género de terror, la cinta logra conectar el suspense y lo sobrenatural en un relato cada vez más complicado. Con un desenlace doloroso, la película encuentra su punto más alto al demostrar que todos sus personajes ocultaban parte de la verdad. También, al construir un único escenario para unir todos sus hilos argumentales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *