5 historias románticas que puedes ver ahora mismo en Star+

Hace unos meses, Cualquiera menos tú demostró que la comedia romántica continuaba siendo uno de los géneros más populares del cine. La cinta, que adapta la obra Mucho ruido, pocas nueces de William Shakespeare, es una divertida y conmovedora visión sobre el amor moderno. Un punto que logró que su argumento — en el que una pareja de examantes terminan por admitir que siguen enamorados — cautivara al público. Pero la película de Will Gluck hizo algo más que eso. Reavivar el interés acerca de las historias que tienen como centro, el amor en todas sus formas. 

Por supuesto, no se trata de algo reciente. Los grandes relatos relacionados con el amor en todas sus formas, han cautivado la imaginación del cine desde sus inicios. No se trata solo de conectar con una parte sensible que hace al romance universal. También, que es una forma, a menudo conmovedora, de analizar la cultura, la sociedad y el punto de vista de la época sobre el comportamiento del ser humano. El resultado, son grandes argumentos que no tienen miedo en profundizar en los escenarios edulcorados, divertidos y generosos para contar el poder del sentimiento más humano de todos.

Esa larga tradición del séptimo, es también parte fundamental de los catálogos de las plataformas streaming en la actualidad. Para demostrarlo te dejamos cinco películas muy románticas que puedes ver ahora mismo en el catálogo de Star+. De una pareja que intenta volver a reencontrarse en medio de un pasado doloroso, a una película que resume — para bien — todos los clichés del género. La selección demuestra que el amor cinematográfico está más vivo que nunca. Una buena noticia para los grandes románticos.

30 noches con mi ex

Esta historia de amor dirigida y protagonizada por el argentino Adrián Suar, vuelve a un punto complicado en todas las relaciones amorosas. ¿Alguna vez se deja de amar, realmente? Es la pregunta que 30 noches con mi ex se hace y responde de una manera ambigua. Eso, a través de la complicada relación entre Turbo (Suar) y Loba (Pilar Gamboa). Ambos compartieron un pasado y turbulento, que terminó, pero no fue olvidado del todo.

O eso es lo que parece, cuando Loba enferma y sea Turbo el que cuide de ella por un mes, a petición de la hija de ambos. Lo que desencadenará en todo tipo de situaciones hilarantes, dolorosas e incluso, conmovedoras. En particular, cuando Turbo descubra que el amor es mucho más que el deseo y la urgencia. Una relevación que cambiará su vida para siempre. 

La cinta está más interesada en explorar la madurez del amor que sus puntos más exaltados y carnales. Aun así, esta comedia con tintes de drama deja muy pronto algo claro. Amar es un suceso que le marcara en adelante. Mucho más, que se hace esencial para comprender el pasado de cada uno de nosotros. El elemento más curioso de esta cinta más compleja de lo que parece. 

¿Te gustan las historias de amor agridulces? Esta es una perfecta para explorar en los matices de un romance otoñal. Max Skinner (Russell Crowe) se encuentra en que el que, quizás, es el peor de los momentos posibles. En particular porque debe afrontar haber fracasado como banquero y mucho más, que su vida, tal y como la conocía terminó. 

Pero, en medio de esa situación desgraciada, terminará por heredar los viñedos de su tío Henry (Albert Finney). Lo que le reconectará con una parte emocional y querida de su historia.

Algo que le llevará a comenzar un nuevo capítulo que incluye el amor y redescubrir al hombre que fue en su juventud. Fanny Chenal (Marion Cotillard), se convertirá en la encarnación de su futuro, mientras lucha por hacer reverdecer las tierras en las que pasó buena parte de su infancia. Entre ambas cosas, este cínico que termina por admitir que pasó buena parte de sus años como adulto, tratando de ignorar la parte más sensible de sí mismo, encontrará una manera de renacer. Todo a lo largo de un año, que se convertirá en capital para su futuro. 

Algo para recordar

Este es un clásico imperdible para todos los amantes del género y que puedes ver ahora mismo en Star+. No solo por formar parte de la historia de los grandes romances cinematográficos. También, por ser el tipo de película que se convierte en referencia para otras tantas. 

Nicky (Cary Grant) es un pintor con un largo pasado amoroso, que finalmente sentó cabeza y está dispuesto a contraer matrimonio. Eso, hasta que conoce a Terry (Deborah Kerr) en medio de un viaje transatlántico rumbo a Europa. Esta, también sentirá que Nicky es el verdadero amor, a pesar de estar comprometida y como él, muy cerca del altar. La gran pregunta que ambos se hacen es si lo que experimentan es lo suficientemente fuerte como para dejar atrás sus planes y comenzar una vida juntos. 

Por lo que llegarán un acuerdo: dejarán transcurrir seis meses y si aún tienen sentimientos el uno con el otro, se reunirán en el Empire State Building. Claro está, nada es tan sencillo, y la película terminará por llegar a lugares extraños y emocionantes, para concluir su historia. ¿Te parece conocido? Tienes razón: el argumento es parte de la premisa de Algo para recordar, una especie de remake ingenioso, de la mano de Nora Ephron.

No es otra película de amor

¿Qué pasaría si mezclaras todos los clichés de las películas de amor en un solo argumento? Eso es precisamente lo que hace el director Jason Friedberg en este recorrido por el amor verdadero. Lo que convierte a la cinta tanto en una parodia a las mejores películas de amor de los últimos años, como un recordatorio del motivo por el cual el género sigue siendo imbatible. 

Julia Jones (Alyson Hannigan) y Grant Fockyerdoder (Adam Campbell) son una pareja que intentará contraer matrimonio, mientras recorren todos los lugares comunes sobre el romance. Lo que por supuesto incluye una visita a los padres, una organizadora de bodas y al final, una ruptura que solo conduce a un final feliz. 

La cinta, que tiene el suficiente sentido del humor para burlarse de sí misma, es un experimento no tan afortunado para burlarse de todos los tropos de las comedias románticas. Pero más allá de sus momentos flojos — que los tiene — también deja claro algo. El amor — el verdadero — pasa por unas buenas carcajadas.

Una noche fuera de serie

Phill (Steve Carell) y Claire (Tina Fey) son un matrimonio aburrido, en busca de poner un poco de chispa en su relación. Lo que les llevará a experimentar suplantar la identidad de un matrimonio en un restaurante costoso. Lo que no esperan es que la travesura les salga más cara de lo esperado, cuando descubran que acaban de comenzar una aventura — casi trágica — que les llevará a escapar. También a tratar de salvar la vida y si hay tiempo, su relación.

Esta comedia adulta es tan divertida como despreocupada. Mucho más, cuando la pareja protagónica haga gala de su humor retorcido y cínico. El resultado es un punto de vista sobre el romance, lleno de un tipo de diversión satírica que recuerda lo mejor del Hollywood dorado. Ideal para los que quieran pasar un buen rato y además, disfrutar de un romance a toda prueba. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *