5 películas de terror religioso que puedes ver si te gustó la saga ‘Expediente Warren’

En la mayor parte de la saga Expediente Warren, la fe es un elemento de importancia. Desde la primera de estas películas de terror religioso, los protagonistas se enfrentan al mal encarnado por demonios de toda índole. Algo evidente en Expediente Warren: El caso Enfield, en la que, además del suceso paranormal que ocupa a los demonólogos protagonistas, se añade un personaje escalofriante. Valak (Bonnie Aarons) es una criatura pérfida con la apariencia de una religiosa con hábito. En palabras de Lorraine Warren (Vera Farmiga), es un espíritu impuro que trata de probar sus creencias.

El personaje tuvo su propia película de miedo en el 2018, bajo la dirección de Corin Hardy. En ella, se exploraba su origen y su relación con el matrimonio Warren. Pero es La Monja 2, dirigida por Michael Chávez, la que profundiza en el relato terrorífico que rodea la figura. Más violenta y relacionada con la franquicia principal que la anterior, abre la puerta a un nuevo tipo de género: el terror religioso. La historia profundiza en el antiguo temor a la pérdida de la Gracia y el miedo al infierno.

Si te atrae el tema, te dejamos cinco películas de terror religioso que no te defraudarán. Un punto de vista que no solo muestra los temores colectivos, sino que también analiza los rituales y creencias como parte de lo sobrenatural. El resultado son varios de los clásicos del género, que encontrarás en nuestra lista.

Posesión Infernal: El Despertar

La versión más reciente de la saga de películas de terror religioso creada por Sam Raimi proviene de un largo legado en el cine del género. Aunque la entrega dirigida por Lee Cronin está más relacionada con el miedo a lo invisible y lo sobrenatural vinculado con demonios. De hecho, toda la acción comienza cuando Danny (Morgan Davis) descubre una bóveda a los pies del edificio en ruinas en el que reside con su familia.

El lugar guarda un ejemplar del célebre Necronomicón, parte de la mitología de la saga, y una colección de discos de vinilo. En ellos, se escucha la voz de un sacerdote que explica el origen del horror que vivirán, un experimento fallido al invocar a las criaturas que habitan en el libro.

Con un guion que apela a los miedos a plegarias y ceremonias que despiertan todo tipo de fuerzas incontrolables, es una ingeniosa combinación de elementos. Por un lado, lleva a una generación más joven la saga Evil Dead. Por otro, propone una nueva versión, concebida para explorar las criaturas en pantalla. Una mezcla que brinda a esta película de terror religioso sus mejores momentos.

La médium, terror religioso asiático

Este falso documental tailandés explora en las creencias y supersticiones del país desde el punto de vista de una película de terror. Dirigido por Banjong Pisanthanakun, presenta una recreación minuciosa de exorcismos por completos distintos a los del catolicismo. El argumento narra cómo un grupo de investigadores profundizará en la historia de una familia con una larga tradición de mujeres capaces de comunicarse con los muertos.

Cada una de ellas tiene la habilidad de ser poseída por los espíritus sin sufrir daño, entregándose a la adoración de una diosa local de orígenes poco claros. Después de que su hermana rechazara el papel de la chamán familiar, Kim (Sawanee Utoomma) lo aceptó y lo ha llevado a cabo durante más de veinte años. Este será el punto de partida de este documental de terror religioso.

No obstante, cuando su sobrina Mink (Narilya Gulmongkolpe) comience a tener un comportamiento terrorífico, todas las creencias de Kim se vendrán abajo. Rodada con el mínimo de recursos y a través del found footage, esta película de terror muestra la perspectiva de lo sobrenatural en el mundo moderno. Su ambiguo final encierra una espeluznante conclusión: en lo sobrenatural no existen las certezas.

Centinela de los malditos

Este clásico del terror religioso dirigido por Michael Winner adapta la novela del mismo nombre escrita por Jeffrey Konvitz. Ambas obras exploran el misterio que puede ocultar una figura religiosa. En especial, cuando entra en contacto con entidades que es incapaz de controlar.

Alison Parker (Cristina Raines) es una joven modelo que se muda a un apartamento en Nueva York. Desde sus primeros días, se tropieza a diario con un extraño sacerdote que jamás le dirige la palabra. También con el resto de sus vecinos, hombres y mujeres con un pasado tormentoso y llenos de secretos.

Lo que parece una historia de terror sobrenatural adquiere un tono religioso cuando el guion descubre su enigma. El misterioso sacerdote se vuelve víctima y guardián de la delgada línea entre lo real y lo que se esconde en el infierno.

Ruega por nosotros

Esta adaptación de la novela Shrine, de James Herbert, analiza el sentido de lo que consideramos milagroso. Se trata de una película de terror religioso que se plantea si las personas más devotas se han preguntado alguna vez qué es un acto divino. Una idea que el director Evan Spiliotopoulos transforma en una narración terrorífica.

La trama de esta película de terror sigue a Alice (Cricket Brown), una joven sordomuda que experimenta una supuesta aparición de la Virgen María. El suceso atrae la atención de multitudes y comienza a generar curaciones inexplicables. Sin embargo, a medida que los eventos se desarrollan, queda claro que hay algo maligno detrás de la aparente presencia divina. Es entonces cuando el periodista Gerry Fenn (Jeffrey Dean Morgan) se involucra en la investigación para descubrir la verdad y será él quien termine por enfrentar el mal que se esconde detrás de una siniestra exploración sobre la fe.

La película combina elementos de terror religioso, posesiones sobrenaturales y misterio. Además, explora la influencia de la fe y la religión en la sociedad y los límites entre lo divino y lo demoníaco.

La vigilia, una película de terror en el Nueva York ortodoxo

Escrita y dirigida por Keith Thomas, esta película de terror religioso se basa en el folclore judío y sus rituales mortuorios. El guion se desarrolla en el barrio ortodoxo de Brooklyn, Nueva York, lo que le brinda una curiosa puesta en escena. La historia sigue a Yakov Ronen (Dave Davis), que acepta la tarea de ser un tradicional shomer. Una especie de vigilante nocturno religioso que tiene por deber velar la primera noche de la muerte de un hombre.

A medida que las horas avanzan, Yakov comienza a experimentar eventos extraños y a enfrentarse a fuerzas sobrenaturales que ponen a prueba su fe y su cordura. Estos le empujan a hacerse preguntas inquietantes sobre la muerte y lo que espera —o no— al espíritu humano una vez que acaece la desaparición física.

La trama profundiza temas como la culpa, el trauma y la lucha entre la creencia ciega y la fuerza de la razón. A medida que Yakov enfrenta sus propios demonios internos, también planta cara a una presencia malévola que lo acecha en la casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *