7 formas de afrontar San Valentín si estás soltero

Si estás soltero en San Valentín puedes sentirse presionado, juzgado y poco exitoso. Descubre algunos consejos para hacer de este día una oportunidad para disfrutar y mejorar.

Se acerca el «día de los enamorados» y, con él, empezamos a ser bombardeados por una serie de mensajes. Lo que, en teoría, supone una ocasión para reafirmar el afecto por el compañero sentimental, puede convertirse en una gran fuente de presión, exigencias y expectativas. Pero aún resulta más frustrante y negativo para quienes pasan estas fechas en soledad.

Tanto si has atravesado una ruptura reciente como si llevas años de soltería, este día puede desatar numerosas emociones. Incluso si estás feliz y conforme con tu situación actual, y aunque esta sea elegida, puedes sentirte presionado, juzgado o defectuoso en una jornada especialmente dedicada al amor de pareja.

Antes de que la angustia se apodere de ti, o comiences a compararte con quienes te rodean, te invitamos a realizar un cambio de perspectiva. Sigue leyendo para descubrir más.

Cómo afrontar San Valentín si estás soltero

No es necesario que apliques todos los siguientes consejos, ya que algunos de ellos se adaptarán mejor que otros a tus necesidades. Sin embargo, puedes tenerlos en cuenta si estás sintiendo malestar respecto a esta fecha señalada.

1. Establece límites mentales

Aunque no nos guste admitirlo, gran parte de nuestro mundo mental se moldea según lo que nos llega del exterior. Así, en una sociedad que premia la unión de pareja, que la considera el estado natural y deseable para todos y que está repleta de estereotipos hacia los solteros, estos últimos pueden sentir una gran presión. Esta es mucho mayor a medida que se acerca San Valentín, ya que somos bombardeados por mensajes acordes a la fecha.

Sin embargo, tenemos la potestad para poner un límite mental y decidir si queremos que esas ideas nos calen y se hagan nuestras o no. Establece tu propia opinión al respecto y reafírmate en tu postura. De seguro tienes importantes razones para estar en soltería ahora mismo, y estas no dejan de ser válidas porque la presión externa se incremente.

2. No te compares

Procura no compararte con otras personas de tu entorno ni con aquellas que puedas ver en internet u otros medios. Las personas muestran en las redes vidas, situaciones y momentos idílicos que normalmente no se ajustan a la realidad, y olvidar que son solo una visión parcial puede hacerte sentir miserable, fracasado o defectuoso en la comparativa.

Pon un punto de objetividad y recuerda que la vida de una persona se compone de muchas más áreas que la sentimental. Por ello, no te juzgues únicamente con base en este punto. Además, puedes considerar hacer una criba en el contenido de tus redes sociales y en el tiempo que pasas en ellas para cuidar tu salud mental.

3. Vigila tu diálogo interno

Cada emoción que sentimos viene precedida de una serie de pensamientos de los que quizá no somos conscientes o que ni siquiera cuestionamos. Al atravesar San Valentín, si estás soltero, puede que en tu mente fluyan una y otra vez ideas cómo: «estaré solo para siempre», «soy muy difícil de querer», «todas mis relaciones salen mal», «mi vida es miserable porque no tengo pareja»…

Es importante que no creas todo lo que tu mente te dice, ya que muchas veces no es cierto. Hay sesgos de pensamiento y distorsiones cognitivas que nos llevan a conclusiones inapropiadas y pueden hacernos mucho daño. Por esto, toma el control y decide no seguir alimentando estos pensamientos destructivos.

4. Permítete sentir

Esta es una pauta que puede resultar poco agradable de aplicar, pero es muy efectiva. Y es que, con frecuencia, tendemos a huir de nuestros miedos, angustias y tristezas, evitamos esas emociones, manteniéndonos ocupados o centrándonos en otro aspecto.

Sin embargo, la mejor forma de gestionar una emoción es no rechazándola, sino permitiéndonos sentirla, dejándola estar en nuestro cuerpo, observando sin juzgar. Esta forma de practicar la atención plena te ayudará a disminuir la intensidad de esa tristeza y malestar que puedes sentir al afrontar San Valentín estando soltero.

5. Conecta con el amor que te rodea

Este día está principalmente dedicado al amor romántico y de pareja, pero puede ser también una gran oportunidad para tomar conciencia de cuántas personas a nuestro alrededor nos quieren. La soltería no implica carecer de vínculos; por el contrario, es probable que goces del afecto, el apoyo y la compañía de muchos familiares, amigos y colegas.

¿Por qué no aprovechar este día para reconocer, valorar y agradecer estas relaciones que tanto te enriquecen?

6. Reflexiona y prepárate

Como decíamos, estar sin pareja de forma puntual no significa que este vaya a ser tu estado permanente. Por ello, en lugar de lamentar pasar este día en soledad, puedes darte a la tarea de recapitular, reflexionar y prepararte para ese futuro en el que, si deseas, compartirás tu vida con alguien más.

En primer lugar, recuerda todas tus fortalezas, los avances en tu crecimiento personal y todo lo que estás listo para ofrecer en una relación. En segundo lugar, analiza tus relaciones anteriores, ¿qué fallo en ellas?, ¿qué lecciones y aprendizajes puedes extraer?, ¿de qué forma te enseñaron cuáles eran tus no negociables?

Tras este ejercicio de introspección te darás cuenta de que, quizá, esta etapa de tu vida es muy necesaria para prepararte para el futuro. Y es que, solo al estar satisfechos en nuestra soledad, podemos vincularnos sin hacerlo desde la necesidad.

Disfrutar del día de San Valentín si estás soltero es posible

Recuerda que este no ha de ser un día angustioso ni triste para ti. Si realizas el recorrido por los pasos anteriores estarás en capacidad de disfrutar esta jornada plenamente.

Puedes dedicarla a compartir tiempo con tus seres queridos, realizar un plan con otras personas solteras de tu entorno o invertir el tiempo en ti. Y es que este es un buen momento para practicar el autocuidado y demostrarte tu propia estima realizando aquellas actividades que te hacen sentir bien.

Elena Sanz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *