Así son las nuevas oficinas de OpenAI, la desarrolladora de ChatGPT

OpenAI ha tenido un buen año.

La empresa dirigida por Sam Altman ha conseguido una inversión de 10.000 millones de dólares por parte de Microsoft (unos 9.000 millones de euros al tipo de cambio actual) y ha completado una venta de acciones por valor de 449 millones de euros. Ambos logros han hecho que el valor de mercado de OpenAI se sitúe en la actualidad por encima de los 24.500 millones de euros.

Todo ello gracias a que su generador de texto por inteligencia artificial, ChatGPT, ha cautivado la imaginación de medio mundo.

Parece lógico entonces que la compañía disponga de unas oficinas acordes a esta imagen de punta de lanza de la industria tecnológica, pero OpenAI ha conseguido mantener en secreto los detalles de su nueva sede de San Francisco (Estados Unidos).

Un redactor del San Francisco Standard intentó visitar las nuevas oficinas de la desarrolladora de ChatGPT, pero solo consiguió llegar a recepción antes de ser acompañado a la salida por un guardia de seguridad. Un periodista de Business Insider tuvo aún menos suerte y fue rechazado por un vigilante que se negó a confirmar o a desmentir la posibilidad de que esa fuese la nueva sede de OpenAI.

Sin embargo, este medio de comunicación ha tenido acceso a los planos arquitectónicos y los documentos de planificación del edificio, por lo que ha podido conocer algunos detalles acerca de las nuevas oficinas de la empresa de inteligencia artificial más famosa del planeta.

Según estos documentos, el pasado mes de febrero, OpenAI dio por finalizada una lujosa reforma y ampliación de su nueva sede que le ha costado cerca de 10 millones de euros.

La desarrolladora de ChatGPT, que antes se alojaba en el histórico edificio Pioneer del Mission District de San Francisco, se ha mudado calle abajo, a unas oficinas de 4 plantas y más de 5.000 metros cuadrados que han sido el resultado de combinar los edificios situados en el número 575 de Florida Street y en el 1960 de Bryant Street.

Al parecer, la oficina incluye todas las comodidades que cabría esperar de un unicornio de Silicon Valley, como espacios diáfanos, habitaciones para echarse la siesta, cocinas, zonas desde las que se puede ver tanto el amanecer como el atardecer y una biblioteca multimillonaria con techos abovedados que va de la segunda a la tercera planta.

Los planos de la reforma también incluyen 16 «AI Studios» (del inglés, estudios de IA), así como «laboratorios flexibles», salas de conferencias y un espacio para eventos con capacidad para una pantalla de proyección de 6 metros.

OpenAI alquila los 2 edificios en los que se sitúa su nueva sede y, a finales de 2022, presentó al ayuntamiento de San Francisco la documentación necesaria para recalificar el número 1960 de como espacio de «actividad artística». El 575 de Florida Street está clasificado a efectos urbanísticos como «laboratorio».

Según ha relatado una persona que ha visitado las oficinas, un invitado que entrase por el vestíbulo se encontraría de frente con un mostrador hecho de madera de raíz. A continuación, podría dirigirse a una zona de «paseo por el parque» que, según los planos, está protegida por la sombra de árboles de interior y flanqueada por un estudio de grabación, salas de entrevistas y una zona de cocina.

«Es un espacio impresionante», asegura Peter Eisenbeiser, funcionario municipal que realizó la inspección final del espacio de Bryant Street. Eisenbeiser destaca que el diseño incluye paredes de cristal y elementos estructurales de madera natural.

El proyecto ha sido obra del estudio de arquitectura Eaton Hall Architecture, con sede en el Área de la Bahía de San Francisco, que ha diseñado oficinas para Tesla y espacios de cocina comercial para la startup de Travis Kalanick, Cloud Kitchens. SKB Architects, con sede en Seattle, que ha trabajado para Microsoft y Boston Consulting Group, también ha contribuido en el diseño.

OpenAI también ha adelantado recientemente que planea abrir su primera oficina fuera de EE. UU. con
la implantación de una sede en Londres (Reino Unido).

Business Insider ha intentado confirmar si la ejecución final de la oficina de San Francisco se corresponde con los planos a los que ha tenido acceso, pero los portavoces de la compañía no han respondido a las llamadas, correos electrónicos y mensajes de texto.

Ramón Armero

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *