Cómo crear tu propia VPN gratis y de forma aún más segura

La VPN o Virtual Private Network es una red privada virtual para navegar con mayor seguridad y anonimato. A diferencia de otros términos informáticos más crípticos, las siglas VPN nos ofrecen una idea bastante precisa de su funcionalidad.

Esta propiedad es lo que define y diferencia a las VPN de otras tecnologías informáticas, como DNS o HTTP. Las VPN son una herramienta esencial para proteger la privacidad en línea y ofrecen múltiples usos. Las hay gratuitas, mucho menos seguras y confiables, de pago, pero también tienes la opción de crear tu propia VPN.

Cómo funciona una VPN

Para comprender cómo funciona una VPN, tienes que entender antes cómo los dispositivos se conectan a Internet de forma convencional. Tu móvil, PC, televisión y otros dispositivos se comunican con el router o módem que conecta tu casa con tu proveedor de Internet, ya sea mediante un cable o de forma inalámbrica. Aunque los componentes pueden variar cuando utilizas la conexión de datos de tu móvil, la esencia del proceso es la misma: tu dispositivo se conecta a otro que lo conecta a Internet.

Hoy en día lo habitual es tener varios dispositivos conectados al mismo router, como móviles, ordenadores, consolas, etc. Cada dispositivo recibe una dirección IP local que no es visible desde Internet, lo que conforma una red local. Esta red permite compartir archivos e impresoras entre los dispositivos sin necesidad de pasar por Internet. La VPN también lo hace, pero de forma diferente.

El rol de una VPN

Una VPN te permite crear una red local virtual, pero con la particularidad de que sus integrantes no necesitan estar físicamente conectados entre sí, sino que se conectan a través de Internet, lo que le otorga la propiedad «virtual». Las VPN ofrecen las ventajas de una red local, como compartir recursos y archivos, pero con una mayor flexibilidad, ya que la conexión puede extenderse a cualquier parte del mundo.

Sin embargo, la característica que ha popularizado las VPN en la actualidad es la creación de túneles de datos. Cuando te conectas a una VPN, todo tu tráfico de red se dirige a un servidor VPN a través de tu proveedor de Internet. Desde el servidor VPN, el tráfico se redirige a su destino final. Esta conexión suele estar cifrada, lo que significa que tu proveedor de Internet no sabe a qué estás accediendo. En términos prácticos, tu dirección IP se convierte en la del servidor VPN, lo que te permite navegar por Internet de manera anónima.

Cómo crear tu propia VPN gratis

Una vez más es a través del código abierto, en este caso con la opción OpenVPN, un sistema de VPN permite crear un túnel de comunicación utilizando dos protocolos principales: TCP (Transmission Control Protocol) y UDP (User Datagram Protocol). TCP es ideal para dispositivos IoT que manejan datos críticos, ya que garantiza la entrega precisa de información y evita errores. Por otro lado, UDP es más adecuado para aplicaciones en tiempo real y dispositivos IoT que transmiten pequeñas cantidades de datos de manera regular.

La seguridad de OpenVPN es seña de identidad. Utiliza protocolos SSL/TLS (Secure Sockets Layer / Transport Layer Security) para cifrar los datos en tránsito. Esta tecnología garantiza que solo los dispositivos o usuarios autorizados tengan acceso a la red y verifica que los datos no hayan sido manipulados durante la transmisión.

¿Para qué te sirve un servidor OpenVPN?

OpenVPN es una tecnología de código abierto que permite a las empresas crear sus propias soluciones de VPN. Aunque el acceso al código es gratuito, configurar una VPN desde cero requiere un conocimiento técnico considerable y recursos internos.

La mayoría de las empresas optan por utilizar OpenVPN a través de un proveedor de VPN especializado para garantizar que sus dispositivos estén correctamente equipados y configurados. Esto es especialmente útil cuando se trata de gestionar una gran cantidad de dispositivos IoT en el terreno.

¿Es seguro utilizar OpenVPN?

OpenVPN destaca por su alta seguridad, ya que utiliza el cifrado OpenSSL de 256 bits como estándar. Esto asegura que los datos transmitidos no sean interceptados ni manipulados en ningún momento. Además, su naturaleza de código abierto implica que la comunidad de desarrolladores trabaja constantemente en la identificación y corrección de errores y vulnerabilidades, lo que contribuye a su robustez.

Qué diferencia hay entre OpenVPN y cualquier otra VPN

Cuando encuentres el término «VPN abierta», simplemente se refiere a una VPN construida con el software OpenVPN. En contraste, otro protocolo utilizado comúnmente en empresas es IPSec (Internet Protocol Security). Aunque IPSec es altamente seguro, suele requerir una dirección IP estática y puede ser costoso de configurar y mantener. OpenVPN es una opción más popular para casos de uso empresarial general.

Ventajas y desventajas de OpenVPN

Como ventajas está la flexibilidad y versatilidad: OpenVPN es versátil y puede ejecutarse en diversas plataformas, como Linux, Windows, macOS, iOS y Android. También permite la elección entre los protocolos TCP y UDP, lo que lo hace adecuado para una amplia gama de aplicaciones IoT, desde seguimiento de activos hasta dispositivos orientados al cliente.

También destaca por su seguridad, con su cifrado de 256 bits. OpenVPN proporciona un alto nivel de protección para datos confidenciales y garantiza la privacidad en línea; y su configuración es sencilla, dentro de la dificultad. Comparado con IPSec, la configuración y el mantenimiento de OpenVPN son más simples y económicos, ya que no suele requerir modificaciones de hardware.

En cuanto a las desventajas, está la velocidad de conexión, puesto que debido al alto nivel de encriptación, OpenVPN puede experimentar ocasionalmente una disminución de la velocidad de conexión; y la configuración manual, a configuración y el mantenimiento manuales de OpenVPN requieren experiencia técnica, lo que lleva a muchas empresas a optar por proveedores de VPN especializados.

Usos prácticos de tu VPN

Puedes utilizar una VPN de tres formas diferentes:

  • Configuración en los ajustes: Puedes configurar una VPN directamente desde los ajustes de tu sistema operativo.
  • Aplicaciones VPN: Existen aplicaciones especializadas que facilitan la configuración y la gestión de tu conexión VPN.
  • Extensiones VPN: Puedes utilizar extensiones de navegador que ofrecen funcionalidades de VPN para proteger tus actividades en línea.

OpenVPN es una opción sólida y segura para garantizar conexiones de red privada virtual en tu entorno personal o empresarial y el Internet de las cosas (IoT) y de manera segura y gratuita.

Félix Esteban

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *