Netflix analiza incluir anuncios o microtransacciones en sus juegos

La apuesta de Netflix por hacerse un lugar en el sector de los juegos crece a paso lento. Pero el gigante del streaming afronta un dilema importante: cómo empezar a monetizarlos, cuando desde un principio afirmó que no pensaba hacerlo.

Según reporta The Wall Street Journal, Netflix está analizando cambiar su estrategia con el fin de comenzar a generar dinero a través de sus juegos. La compañía ha abierto discusiones internas con respecto a este tema, aunque todavía no se ha tomado una decisión definitiva.

De todos modos, ya se estarían barajando distintas posibilidades. Una de ellas sería mostrar anuncios en los videojuegos, aunque esto podría no estar dirigido a todos sus clientes. Aparentemente, lo que Netflix estudia es incorporarlos solo para quienes estén suscriptos al plan básico y con publicidad. De este modo, verían comerciales tanto al reproducir películas y series, como al acceder a los juegos en su catálogo.

Otra alternativa sería la de implementar microtransacciones. Las famosas compras desde la aplicación o in-app purchases podrían servir para desbloquear ciertos elementos o características dentro de los juegos de Netflix. Este método no suena alocado, puesto que se ha vuelto uno de los más utilizados en la industria y ha demostrado ser extremadamente lucrativo, aunque es bastante criticado por los jugadores.

De avanzar con la segunda iniciativa, la plataforma de streaming también tendría que considerar que Google y Apple se llevarían tajadas de hasta el 30 % por procesar los pagos a través de la Play Store y la App Store, respectivamente.

Por último, Netflix tendría en mente cobrar por el acceso a determinados juegos. Específicamente, por aquellos de mayor calidad o con características premium. No olvidemos que la compañía pretende desarrollar un juego AAA para PC, pero no piensa detenerse allí. En abril del año pasado contrató a Joseph Staten, exjefe creativo de Halo Infinite. El susodicho estará a cargo de un título de primer nivel multiplataforma y basado en una propiedad intelectual original.

Netflix estudiaría distintas formas de monetizar sus juegos

Desde que Netflix anunció su ingreso al sector de los juegos en 2021, su estrategia se ha basado en dar pasos lentos, pero firmes. En un principio, la plataforma se enfocó en títulos para móviles, pero de a poco ha comenzado a levantar la vara con el objetivo de atraer a un público más amplio.

Además de adquirir varias empresas del sector, Netflix ha anunciado su propio estudio de videojuegos. Así mismo, ha comenzado a expandir sus propuestas a un mayor número de dispositivos de la mano del cloud gaming, y hasta ha integrado la trilogía remasterizada de Grand Theft Auto. Lo último permite que los suscriptores accedan a clásicos de Rockstar Games como GTA III, GTA: Vice City y GTA: San Andreas.

Si bien Netflix ha sostenido que su plan para ganar espacio en el sector de los juegos es a largo plazo, el debate en torno a posibles medidas de monetización marcaría un cambio crucial en su estrategia. Como indicamos al inicio del artículo, la plataforma ha insistido desde un principio en que su intención no era incluir contenidos publicitarios en su catálogo gaming.

Cuando en septiembre de 2021 adquirió Night School Studio, su primer estudio de videojuegos, Netflix fue categórico al respecto. Así lo expresó por entonces Mike Verdu, vicepresidente de desarrollo de juegos de la empresa:

«Continuaremos trabajando con desarrolladores de todo el mundo y contratando a los mejores talentos de la industria para ofrecer una gran colección de títulos exclusivos diseñados para cada tipo de jugador y cualquier nivel de juego. Al igual que nuestros programas y películas, todos estos videojuegos se incluirán como parte de tu membresía de Netflix, sin anuncios ni compras dentro de la aplicación«.

Aunque también es una realidad que la estrategia general de Netflix ha dado un giro desde entonces. Los comentarios de Verdu pertenecen a una época en la que el servicio de streaming aún no consideraba mostrar anuncios en sus películas o series. Sin embargo, eso cambió hace más de un año. Por ende, tiene lógica que el apartado de videojuegos pueda sufrir una transformación similar en términos de monetización.

Pese a su gran apuesta por los juegos, Netflix todavía no ha logrado captar la atención masiva de sus usuarios. Según menciona WSJ, hasta octubre pasado menos del 1 % de los suscriptores globales del servicio utilizaban los juegos a diario. De modo que el interés se ha mantenido prácticamente estancado desde agosto de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *