Qué tienen en común la inteligencia artificial y el póquer, según Elon Musk

Elon Musk ha comparado la carrera por el control de la inteligencia artificial con una partida de póquer en la que las empresas necesitan gastar miles de millones en hardware para seguir siendo competitivas.

El multimillonario ha anunciado que Tesla invertirá más de 500 millones de dólares solo en chips de IA de Nvidia en 2024, pero también ha advertido que necesitará hardware por valor de «varios miles de millones de dólares» para seguirle el ritmo a sus competidores

«500 millones de dólares, a pesar de que obviamente es una gran suma de dinero, solo equivale a un sistema H100 de 10k de Nvidia», dijo Musk en un post de X.

«Tesla invertirá este año todavía más que esa cifra en hardware de Nvidia. Lo que se necesita para ser competitivo en el campo de la inteligencia artificial es, como mínimo, varios miles de millones de dólares al año», ha añadido.

Las empresas tecnológicas más importantes del mundo se apresuran a hacerse con el mayor número posible de GPU Nvidia H100.

Los microchips, que se calcula que cuestan entre 25.000 y 30.000 dólares cada uno —o 40.000 en eBay—, son vitales para construir y entrenar los grandes modelos lingüísticos que impulsan chatbots como ChatGPT.

A principios de este mes, Mark Zuckerberg, consejero delegado de Meta, ha informado a The Verge de que la empresa está acumulando un enorme arsenal de GPU con el objetivo de acumular un total de 600.000 chips para finales de año.

Musk, por su parte, ha revelado en un post publicado en X que Tesla comprará este año chips tanto de Nvidia como de su rival AMD.

El multimillonario ya había dicho en X que Tesla es una empresa de inteligencia artificial y robótica, y no solo un fabricante de coches. A principios de este año, anunció que el gigante de los vehículos eléctricos tiene previsto gastar más de 1.000 millones de dólares en la construcción de un superordenador gigante «Dojo».

Pero Musk también ha sembrado dudas sobre el plan de Tesla para desarrollar la inteligencia artificial en las últimas semanas. En un post en X, se sinceró acerca de su «incomodidad» por aumentar la capacidad de inteligencia artificial de Tesla sin tener un mayor control sobre la empresa.

El fundador de SpaceX también es propietario de xAI, una empresa dedicada a IA que fundó el año pasado como rival de OpenAI, desarrolladora de ChatGPT.

xAI, que lanzó su propio chatbot socarrón Grok el pasado noviembre, ha estado recaudando fondos para alcanzar un valor de 20.000 millones de dólares, algo que Musk ha negado.

Tesla no ha respondido inmediatamente a la solicitud de comentarios de Business Insider para este artículo, realizada fuera del horario laboral habitual.

Alba Pinilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *